Objetivos 2018

Hoy vengo a hablarte de cómo hacer que el 2018, sea el año en el que vas a triunfar y cumplir sueños. Voy a darte las mejores 3 claves que a mí me han servido durante todo el año del 2017 en el cual he evolucionado y progresado muchísimo, consiguiendo muchas metas y sueños que me propuse lograr.

1. Escribe en un papel tus metas para el próximo año

Esto puede que te suene típico y un poco tonto, pero si realmente estás comprometido con lograr lo que quieres, tienes que hacer hasta lo más fácil, porque los humanos somos criaturas de hábitos y como hacemos una cosa, las hacemos TODAS.

En un papel que no vayas a tirar ni perder, (puede ser en una libreta especial que tengas), escribe tus 10 metas a cumplir este año. Pueden ser metas fáciles y difíciles, como por ejemplo:

  • Sacarte el carnet de coche.
  • Aprobar historia con un 10.
  • Hablar en público 20 veces.
  • Adelgazar 15 kg.
  • Etc

Las metas tienen que ser concretas y específicas, esto quiere decir que no vale que escribas: ‘’Hacer deporte’’. Tienes que escribir: Ir al gimnasio 3 veces a la semana, correr todos los sábados, salir con la bicicleta los domingos por el campo, etc…

Una vez hecha la lista, escribe tu firma abajo, esto hará que se refuerce mucho más el hecho de estar comprometido y no fallar.

Coge el papel y pégalo en la pared de tu habitación o en un mueble, en un sitio visible y lee la lista en voz alta todas las mañanas al despertarte y todas las noches antes de irte a dormir, esto hará que tu mente se vaya quedando con la idea de que esos objetivos esta vez SÍ vas a cumplirlos porque estás comprometido de verdad.

Como dice el gran maestro de la PNL Tony Robbins, ‘’Las personas ya no se ponen metas de año nuevo porque saben que no las van a cumplir’’. Pero tú eres diferente, tú eres especial, tú sí vas a cumplirlas porque si estás leyendo este artículo y estás en un blog de crecimiento y superación personal, NO es casualidad.

2. Crea el plan para hacer realidad tus metas

No basta con saber qué es lo que deseamos, eso es sólo la superficie. Tenemos que saber cómo vamos a hacer eso que queremos en algo real.

Y la mejor forma para hacerlo real es creando un plan, es decir, un camino para llegar a nuestro destino.

Toma otra hoja de papel y escribe cómo vas a cumplir eso que has dicho que quieres lograr. Por ejemplo, si pusiste ‘’Ir al gimnasio 3 veces a la semana’’. Perfecto, pues ahora ¿cuál sería el primer paso? ¡Exacto! Apuntarte al gimnasio. Hay muchas personas que se ponen como objetivo ‘’Ir al gimnasio’’ al empezar el año, ¡pero luego ni siquiera se apuntan!

Tenemos que ser coherentes con lo que queremos y hacemos, si queremos ir al gimnasio 3 veces en semana, tenemos que hacerlo y para ello el primer paso es apuntarnos al gimnasio.

Así que, resumiendo, apunta en el papel cuándo te vas a apuntar al gimnasio y aquí te daré un consejo concreto: Intenta apuntarte al gimnasio en el que tengas que pagar matrícula, ¿por qué? Porque si eres una persona que te conoces a ti mismo/a y sabes que no vas a durar mucho tiempo en el gimnasio, es mejor que te duela pagar la matrícula, de esa forma cuando quieras dejar de ir, pensarás… ‘’pagué 50 dólares de matrícula, no me voy a quitar del gimnasio a las dos semanas de ir’’, ¿tiene sentido?

Haz esto mismo con las demás metas que te hayas puesto, si has pusiste ‘’Hablar en público 20 veces’’, no puedes apuntar cuándo lo harás, porque no se sabe cuándo vas a tener la oportunidad, pero puedes apuntar, ‘’seré el primero en realizar las presentaciones en clase’’, ‘’cuando algún familiar mío se case, yo me ofreceré para leer en el altar’’ y así, vas creando tu plan, tu camino, tu guía de cómo vas a hacer eso que quieres lograr y cumplir.

3. Toma acción masiva

Este es el punto más importante del proceso, porque sin acción no hay materialización.

La parte de la acción es donde el 97% de las personas fallan porque es la parte más difícil. ¿Qué es más difícil, escribir ‘’ir 3 veces a la semana al gimnasio’’ o ir al gimnasio? Creo que ha quedado claro…

Pero la acción es donde más enfoque y esfuerzo debemos de poner, debido a que tenemos que tener disciplina al principio para formar los hábitos.

Cuando yo me apunté al gimnasio, los primeros días me daba bastante pereza, iba por obligación propia, pero después de un tiempo ya se ha formado en mí un hábito y voy de lunes a viernes 1h y 30 minutos cada día y el día que no puedo ir por cualquier motivo, me pongo nervioso.

Como ves, al principio vas a tener que poner esfuerzo y disciplina, vas a tener que salir de tu zona de confort y afrontar miedos, pero detrás de todos esos desafíos están la gran bendición, y en este caso la bendición es ver tus metas y objetivos cumplidos.

Todos los esfuerzos merecen la pena, porque si emociona pensarlo, imagínate tenerlo.

___

Ahora te toca a ti, cuéntame cuales son tus metas u objetivos para este próximo año 2018 🙂

Decidí que iba a empezar una nueva vida e iba a lograr todos los sueños que yo siempre había soñado, logré superar una gran adicción y transformar mi vida por completo. Ahora ayudo a otros jóvenes a cambiar sus vidas para que logren todo lo que se propongan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *